La riqueza lingüística y cultural de la comunión anglicana

El reverendísimo Jorge Pina Cabral, obispo de la Iglesia Lusitana en Portugal, es un destacado miembro del Colegio de Obispos Anglicanos de Europa Continental (COABICE) y coordinador de la red lusófona en la comunión anglicana. También forma parte del grupo directivo de la fase 3 de la Lambeth Conference. En nuestra serie «Ser Anglicano», el obispo Jorge ofrece una mirada profunda sobre la riqueza lingüística y cultural que caracteriza a la comunión anglicana.

La familia anglicana de la comunión anglicana destaca por su rica pluralidad, reflejada en la diversidad de idiomas y culturas que engloba. En Europa continental, el anglicanismo tiene una presencia histórica a través de cuatro jurisdicciones principales. Estas jurisdicciones, que incluyen la diócesis inglesa en Europa, la convocación episcopal-americana en Europa, la iglesia lusitana de Portugal y la iglesia episcopal reformada española, extienden su influencia a varios países europeos. Su objetivo es dar testimonio de una fe que se integra en la cultura local, promoviendo el diálogo y la cooperación ecuménica e interreligiosa. Estas entidades celebran su fe en una variedad de idiomas y siguiendo distintas tradiciones litúrgicas. Como iglesias anglicanas en comunión con la sede de Canterbury, contribuyen de manera única a la misión eclesiástica, aportando perspectivas diversas en espiritualidad, teología y liturgia.

Con un profundo respeto por la historia y el contexto cultural de cada una, las iglesias anglicanas se esfuerzan por profundizar en el conocimiento mutuo. Esta búsqueda se enfoca en una mayor compartición de dones, recursos espirituales, humanos y materiales. La experiencia y la aceptación de la diversidad dentro de la comunidad anglicana han facilitado el establecimiento de un compromiso ecuménico creciente con otras denominaciones. Esto incluye acuerdos de plena comunión tanto con las iglesias de la comunión católica antigua de Utrecht como, más recientemente, con las iglesias luteranas en el marco de la comunión de Porvoo. Estos avances son significativos para la misión conjunta de proclamar la Buena Nueva de Jesucristo en una Europa cada vez más secular. Además, la aceptación de la unidad en la diversidad permite a las iglesias anglicanas funcionar como «iglesias puente», reforzando así su vocación ecuménica.

Como iglesias minoritarias en Europa, las comunidades anglicanas han adoptado una postura de humildad, actuando como sal, luz y levadura en la sociedad. Se han enfocado en ministerios que apoyan a los vulnerables y marginados, y recientemente han asumido un papel activo en la ayuda a refugiados que buscan en Europa un refugio para su supervivencia. Manteniéndose fieles a su misión profética, las iglesias anglicanas en Europa continental han elevado sus voces en sus contextos específicos, oponiéndose a las fuerzas políticas autoritarias y populistas, y abogando por un proyecto europeo que sustenta la libertad, democracia y unidad entre las naciones. Han mostrado un frente unido en su condena a la invasión rusa de Ucrania y en su rechazo a la manipulación de la religión para propósitos políticos.

La identidad cristiana de estas iglesias se moldea a través de su dedicación misionera en el entorno social y religioso de Europa. Se caracteriza y manifiesta su fe mediante la expresión de amor a Dios al amar a los demás y en su servicio a Dios atendiendo a los más necesitados. Además, la riqueza distintiva de sus liturgias anglicanas y la manera en que proclaman a Cristo Resucitado les capacita para servir al mundo de un modo singular. Así, las Iglesias y los cristianos anglicanos en Europa continental aportan de manera única y valiosa tanto a la identidad anglicana como a la comunidad global de la comunión anglicana.

Información adicional:
Este artículo es parte de la serie «Ser Anglicano». Para más información sobre nuestro próximo seminario web acerca de «Ser Anglicano» y el llamado de Lambeth sobre la Identidad Anglicana, por favor haga clic en el enlace correspondiente.

open to all:
the Phase 3 webinars