El arzobispo de Canterbury lanza una iniciativa llamada «Juntos en Unidad» para apoyar a iglesias y comunidades de todo el mundo durante la crisis del COVID-19

  • julio 28, 2020

El arzobispo de Canterbury lanza una iniciativa llamada «Juntos en Unidad» para apoyar a iglesias y comunidades de todo el mundo durante la crisis del COVID-19

  • julio 28, 2020

 
Una iniciativa especial llamada «Juntos en Unidad» ha sido lanzada hoy por el arzobispo de Canterbury en respuesta a la crisis del COVID-19.

Para obtener más información, visite https://www.archbishopofcanterbury.org/appeal

El arzobispo compartió un mensaje pastoral a los/as obispos/as y cónyuges de la Comunión Anglicana mundial acerca del impacto del COVID-19 instando a las diócesis y parroquias anglicanas a apoyarse unas a otras durante estos tiempos difíciles.

El video fue difundido durante el periodo en el que se hubiera llevado a cabo la decimoquinta Lambeth Conference, una reunión decenal en Canterbury para obispos/as anglicanos/as y sus cónyuges. Debido a la pandemia del COVID-19, la conferencia fue reprogramada para el verano británico de 2022.

Este mensaje se basa en el mensaje que dio el arzobispo a la comunión al momento de anunciar el aplazamiento de la conferencia, mediante el cual se insta a la Comunión Anglicana a «caminar juntos y traer buenas nuevas al mundo».

La iniciativa «Juntos en Unidad» (que está siendo organizada por el Anglican Communion Fund) recabará fondos de apoyo para ayudar a las áreas de la comunión que han sido más afectadas por el COVID-19 y busca demostrar la solidaridad en toda la comunión.

Las iglesias y las diócesis de la Comunión Anglicana están ofreciendo servicios de apoyo en sus comunidades para combatir los brotes de COVID-19 en sus entornos. Muchas están en países en donde la infraestructura de salud y las medidas de apoyo están bajo una gran presión.

La iniciativa trabajará para proveer ayuda financiera, instalaciones básicas de higiene, equipo para disminuir la propagación del virus y medidas de seguridad alimentaria, incluso para el clérigo. Será uno de los muchos llamados contra el COVID-19 que se están haciendo en la Comunión Anglicana en estos momentos.

«Hablando de la pandemia, el mensaje del arzobispo reconoce que todos han sido afectados por el impacto del COVID-19 de diferentes maneras y que algunas comunidades y diócesis han recibido un mayor impacto que otras.

«La pandemia del coronavirus ha hecho daño a familias, comunidades y naciones de todo el mundo de diversas maneras. En nuestra comunión, no hay una provincia, diócesis o parroquia que no haya sido afectada por la pandemia. El cuerpo de Cristo está sufriendo. Sabemos que algunas partes del cuerpo están más lastimadas que otras y necesitan nuestra ayuda.»

El Anglican Communion Fund ya ha asignado más de £180k en fondos para apoyar a las iglesias en áreas necesitadas de la comunión como parte de un ciclo especial de subvenciones específicas para el COVID-19.

Más de doscientos pastores/as y lectores/as laicos/as recibieron ayuda alimentaria, se capacitó a los líderes eclesiásticos para la prevención del virus y se proporcionaron bicicletas y micrófonos de mano a cinco pastores para transmitir mensajes de prevención del virus en áreas remotas a través de una subvención del Anglican Communion Fund en Maridi, Sudán del Sur.

Entre pérdidas de trabajo y presiones económicas derivadas del confinamiento, cientos de familias pobres en Bangladesh de la comunidad eclesiástica y comunidades más amplias han recibido pagos en efectivo de £10 cada una para permitirles comprar comida y cubrir sus necesidades diarias.

El mensaje del arzobispo también hace referencia al libro de 1 Pedro, que es el tema bíblico de la Lambeth Conference, y al Salmo 133, diciendo: «Pedro se refiere a nosotros como piedras vivas erigidas en una casa espiritual. Somos el hogar de la fe. El hogar de Dios. En el Salmo 133, David declara lo bueno y agradable que es para nosotros vivir juntos en unidad. En este tiempo de crisis mundial, necesitamos cuidar de los débiles y de los miembros más vulnerables del hogar. El dolor y el sufrimiento de mi hermano o hermana debe anteponerse a mi propio dolor y sufrimiento. Debo hacer lo que pueda para ayudar. Al llevar nuestra ayuda a todo el mundo, cumpliremos con nuestra responsabilidad personal que Dios nos ha dado a través de su llamado a la iglesia».

La iniciativa «Juntos en Unidad» está instando a los/as obispos/as y a las diócesis a compartir información acerca de la campaña en sus comunidades y a apoyar de la manera que puedan. Se puede encontrar más información en el sitio web del Anglican Communion Fund.

Para obtener más información, visite https://www.archbishopofcanterbury.org/appeal