¿Qué es la Comunión Anglicana?

Con sede en 165 países, la Comunión Anglicana es una de las denominaciones cristianas más grandes del mundo y representa a decenas de millones de cristianos.

Es una red de iglesias independientes e interdependientes en comunión, o en una relación recíproca, con la Sede de Canterbury.

La Comunión está organizada en una serie de provincias y áreas extraprovinciales. Las provincias se subdividen en diócesis y las diócesis en parroquias, ubicadas en el corazón de sus comunidades en todo el mundo.

Las Provincias son autónomas y libres para tomar sus propias decisiones a su manera, guiadas por las recomendaciones de los cuatro Instrumentos: el Arzobispo de Canterbury, la Conferencia de Lambeth, la Reunión de Primados y el Consejo Consultivo Anglicano.

Gracias a sus dimensiones y alcance, la Comunión Anglicana es capaz de ejercer una influencia considerable sobre las acciones de respuesta a los problemas mundiales, tanto a nivel local como global.

En primera línea:

Las iglesias de la Comunión Anglicana ejecutan programas en sus comunidades que dan respuesta al impacto de la pobreza, el cambio climático, los conflictos, el hambre y la migración sobre el ser humano.

Globalmente:

La representación anglicana en la ONU comparte la experiencia y las perspectivas anglicanas de toda la Comunión, con el objetivo de influir en la política global y permitir una mayor colaboración con iniciativas como los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.
Al reunir a los líderes una vez cada diez años, la Conferencia de Lambeth brinda una oportunidad para movilizar e invitar a la comunión a caminar juntos de nuevas formas en la década siguiente.

¿Qué es la Comunión Anglicana?

Con sede en 165 países, la Comunión Anglicana es una de las denominaciones cristianas más grandes del mundo y representa a decenas de millones de cristianos.

Es una red de iglesias independientes e interdependientes en comunión, o en una relación recíproca, con la Sede de Canterbury.

La Comunión está organizada en una serie de provincias y áreas extraprovinciales. Las provincias se subdividen en diócesis y las diócesis en parroquias, ubicadas en el corazón de sus comunidades en todo el mundo.

Las Provincias son autónomas y libres para tomar sus propias decisiones a su manera, guiadas por las recomendaciones de los cuatro Instrumentos: el Arzobispo de Canterbury, la Conferencia de Lambeth, la Reunión de Primados y el Consejo Consultivo Anglicano.

Gracias a sus dimensiones y alcance, la Comunión Anglicana es capaz de ejercer una influencia considerable sobre las acciones de respuesta a los problemas mundiales, tanto a nivel local como global.

En primera línea:

Las iglesias de la Comunión Anglicana ejecutan programas en sus comunidades que dan respuesta al impacto de la pobreza, el cambio climático, los conflictos, el hambre y la migración sobre el ser humano.

Globalmente:

La representación anglicana en la ONU comparte la experiencia y las perspectivas anglicanas de toda la Comunión, con el objetivo de influir en la política global y permitir una mayor colaboración con iniciativas como los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.
Al reunir a los líderes una vez cada diez años, la Conferencia de Lambeth brinda una oportunidad para movilizar e invitar a la comunión a caminar juntos de nuevas formas en la década siguiente.